Autoconsumo

ENERGIA SOLAR PARA AUTOCONSUMO. AHORA ES EL MOMENTO DE AHORRAR. CONECTATE AL SOL

Sin comentarios

ENERGIA SOLAR PARA AUTOCONSUMO

AHORA ES EL MOMENTO DE AHORRAR.

CONECTATE AL SOL

¿Qué es el Autoconsumo?

El autoconsumo eléctrico permite a cualquier persona o empresa producir y consumir su propia electricidad instalando en su hogar, local, fábrica, nave industrial, comunidad de vecinos o en cualquier edificio paneles solares fotovoltaicos u otros sistemas de generación renovable. Nos vamos a centrar este artículo en la instalación fotovoltaica.

Además de impulsar las energías renovables, supone un ahorro en la factura eléctrica y una menor dependencia de los cambios de precio de la tarifa eléctrica, ya que una parte del consumo se cubre con la energía generada por el sistema de autoconsumo.

La nueva normativa de autoconsumo facilita los trámites, reconoce el derecho a autoconsumir energía eléctrica renovable sin peajes ni cargos, la venta de los excedentes y permite que estos sistemas se instalen a nivel individual o de forma compartida, por ejemplo, en comunidades de vecinos.

El autoconsumo es viable, legal y una manera de contribuir al cambio de modelo energético.

¿Cómo es una instalación de Autoconsumo Fotovoltaico?

Un sistema de autoconsumo se compone de la propia instalación de producción (unos paneles solares fotovoltaicos), que es la parte más visible del sistema, y de otros elementos como los inversores, cables, conectores y, opcionalmente, baterías.

Este sistema se conecta a la instalación eléctrica de la casa o edificio, y automáticamente genera un ahorro en la factura de la luz: la energía que se utilice en el edificio vendrá prioritariamente de la instalación de autoconsumo cuando ésta esté generando, mientras que el resto seguirá viniendo de la red. A efectos del usuario, no se nota ninguna diferencia entre un caso y otro, aunque existen sistemas que permiten medir la energía que está generando la instalación de autoconsumo y consultarla en tiempo real mediante una app móvil, una web o en el propio dispositivo

Para una instalación fotovoltaica típica, los inversores y demás elementos no ocupan excesivo espacio, por lo que es viable instalarlos en edificios existentes. Además, la nueva normativa elimina la obligación de tener contadores adicionales, lo cual facilita la instalación.

¿Es viable económicamente?

Para calcular la potencia de autoconsumo de cada instalación, necesitamos un estudio previo para optimizar y conseguir la máxima eficiencia, por lo general conviene adaptarnos a la potencia contratada y adaptar nuestros hábitos de consumo al nuevo escenario, en el que lo que consumamos en horario diurnos lo ahorraremos en un porcentaje muy alto.

En los sectores terciario e industrial en el que los consumos en horario de luz solar son altos el ahorro en energía eléctrica proveniente de la red comercial puede llegar al 80%. La amortización en una instalación en autoconsumo de este tipo estaría entre 4 y 6 años, ya que depende tanto de la potencia instalada como del uso que se haga de la energía.

Para uso residencial en la actualidad, un sistema de 5 kW puede cubrir la mayoría de las necesidades de iluminación y consumo eléctrico de un hogar de cuatro miembros y una superficie de 200 metros cuadrados, como puede ser una vivienda unifamiliar. En este caso la amortización en una instalación en autoconsumo residencial estaría entre 6 y 8 años, ya que el consumo de energía generalmente no coincide en su totalidad con la curva de producción solar.

¿Qué pasa con la energía que genero y no consumo?

Esta es una de las grandes novedades y por lo que resulta aún más rentable la instalación de autoconsumo. La producción fotovoltaica durante el día puede generar unos excedentes de producción que no se consuman en una instalación, en el caso de comercios, industrias, colegios, etc serían los días que cerraran por descanso semanal o vacaciones. Ese excedente de producción se volcaría a la red comercial y nuestra compañía comercializadora nos lo descontaría de nuestra factura mensual sobre unas condiciones previamente fijadas en el contrato de venta de excedentes.

¿Puedo disponer de una instalación fotovoltaica?

Inicialmente tenemos que disponer del espacio necesario para la instalación de los paneles, tejados, cubiertas, terrazas, pérgolas o estructuras de aparcamientos. Prácticamente cualquier sitio es apto para la instalación de los paneles, disponiendo de distintos sistemas de estructuras para la fijación.

La producción de energía fotovoltaica va a depender en gran medida de la orientación de los paneles, siendo la orientación sur la más adecuada.

¿Qué instalación de fotovoltaica necesito?

Para saber que potencia fotovoltaica se necesitaría para una instalación hay que realizar un estudio en el que se valoran distintos factores;

  • La capacidad de los tejados o cubiertas y la orientación.
  • Los consumos diurnos de la instalación.

La capacidad que tengamos para instalar los paneles fotovoltaicos va a determinar la potencia que podamos instalar, siempre trataremos de buscar emplazamientos orientados al sur y con cierta inclinación buscando la incidencia del sol de forma perpendicular en los paneles, de esta manera optimizaremos la producción.

Los consumos diarios los obtenemos a través de la factura de la luz en los distintos periodos (llano, valle y punta) y con ello realizaremos una curva de consumo diario.

Una vez que tenemos todos los datos, calculamos la instalación más eficiente de forma que obtengamos un buen rendimiento y un periodo de amortización que nos garantice un ahorro palpable mensualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.